18.12.2018

5 tendencias inmobiliarias para tomar en cuenta en 2019

Aunque siempre es difícil predecir el futuro de los bienes raíces, existen ya algunas tendencias que nos dan pistas sobre cómo se comportará el mercado en 2019.

Aunque siempre es difícil predecir el futuro de los bienes raíces, existen ya algunas tendencias que nos dan pistas sobre cómo se comportará el mercado en 2019. A continuación, exploramos cinco de las más relevantes.

 

1. Los millennials y los boomers se verán cara a cara

 

Conforme los millennials se afianzan en sus carreras, poco a poco obtienen más poder adquisitivo para la compra de nuevas viviendas y propiedades. Y es que, contrario a la historia de años anteriores, el 2018 mostró que los jóvenes de esta generación están comenzando a invertir en el sector.

 

Para los agentes de bienes raíces, esto significa atender a dos generaciones —millennials y baby boomers— que, aunque con puntos de vista muy diferentes, parecen buscar cualidades de vida similares. La atención a las particularidades de ambas tendrá un gran impacto en el mercado inmobiliario por venir.

 

2. Los clientes esperan todo en línea

 

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, el deseo de los clientes es encontrar toda la información de un bien inmobiliario a través de sus redes sociales, sitio web o portales de búsqueda de propiedades. En pocas palabras, esperan dar un clic y conocer todo lo que necesitan sin visitar ninguna instalación.

 

Para los agentes, esto significa una presencia en línea muy importante que posicione sus activos, con una imagen clara y un sitio web altamente funcional. El portal de la agencia debe ser accesible e integrar testimonios sólidos. La retroalimentación social positiva es crucial. Si los clientes notan que la empresa presenta comentarios negativos, es muy improbable que el proyecto despierte su interés.

 

3. Los inversionistas quieren propiedades en renta

 

El arrendamiento sigue creciendo entre los inversores, en particular con respecto a los activos multifamiliares. Si bien las oficinas y almacenes han sido tendencias de inversión en el pasado, parece que la renta habitacional cosechará la mayoría de las preferencias en 2019.

 

Algunos suponen como razón que los costos de vivienda siguen siendo demasiado altos. Aunque la compra se empieza a asomar entre las generaciones más jóvenes, lo cierto es que el alquiler sigue siendo la forma favorita, y los inversionistas buscan capitalizar esta tendencia.

 

4. Remodelación en crecimiento

 

Ante los precios de las viviendas nuevas en el mercado, muchos propietarios prefieren hacer cambios y mejoras a las que ya tienen.

 

Sin embargo, algunos analistas piensan que, más allá de remodelar para quedarse en ellas, lo hacen con el fin de aumentar su valor para cuando decidan venderlas.

 

5. El mercado puede ser para cualquiera

 

En los últimos años, la oferta de vivienda ha sido insuficiente para la demanda, lo que convierte a los bienes raíces en un mercado de vendedores.

 

Sin embargo, también es cierto que, ante el alza en las tasas de interés y las predicciones que sugieren la llegada de más propiedades, hay posibilidades de tener un mercado inmobiliario más débil.

 

Así, el 2019 se perfila como un juego de todos, pero si la oferta supera la demanda, los precios podrían estancarse y dificultar la comercialización.

 

 

En suma, el cambio o permanencia en los hábitos de consumo, la coexistencia de varias generaciones con poder adquisitivo y las condiciones generales de la economía y del mercado perfilan al 2019 como un año tan interesante como retador para la escena inmobiliaria.

A
A