07.01.2021

La revolución inmobiliaria será tokenizada

Una industria como la inmobiliaria, tradicionalmente medida en macroactivos y macroinversiones, tiene en el nivel micro un gran potencial por explorar.

Aquellas soluciones que faciliten el fraccionamiento de propiedad e inversión en bienes inmobiliarios y la disminución de los costos por comisiones e intermediarios serán la punta de lanza de una revolución que democratizará el sector a niveles sin precedentes.

 

La anterior es precisamente la principal propuesta de valor de la tokenización, y en este artículo exploro la raíz de la tecnología la posibilita, así como sus aplicaciones y ventajas específicas en el sector del real estate.

 

La tokenización y el blockchain

La tokenización es una función de la tecnología blockchain para crear criptoactivos que representen porciones de propiedad de algún producto o servicio subyacente.

Estos sistemas son grandes libros contables (ledgers) operados por redes de computadoras en todo el mundo que registran, administran y aseguran las distintas transacciones de los usuarios a lo largo del tiempo.

El nombre de blockchain proviene de la forma en que estas computadoras o nodos procesan las transacciones en bloques.

Cada bloque representa una generación de transacciones en la red y está vinculado con el anterior. Esta sucesión de bloques es una cadena que conecta desde la primera hasta la última serie de operaciones en dicha red.

Una vez creados los tokens, estos por lo general son intercambiados entre distintas partes en plataformas de exchange, lo que facilita la comercialización y la inversión en todo tipo de bienes y servicios.

 

Los porqués de la revolución en el sector

Para la industria inmobiliaria la tokenización significa habilitar a sus distintos jugadores para comercializar o levantar fondos para distintos tipos de activos a través de un sistema seguro, automatizado y de bajo costo.

En otras palabras, la tokenización eleva los niveles de eficiencia, personalización y liquidez para brindar acceso a una propiedad o a canastas de propiedades a cualquier persona en el mundo.

Esta revolución ya es una realidad en regiones como Estados Unidos, Europa y Asia, donde su influencia se ha dejado sentir con cambios en regulaciones, así como eliminación de intermediarios y costos adicionales.

A lo anterior se añade la incorporación de nuevos compradores e inversionistas, antes incapacitados para ingresar a mercados con altas barreras de entrada.

Un ejemplo reconocido de adopción de esta tecnología en el sector es el de Red Swan, que tokenizó y colocó más de 2 mil millones de dólares en activos inmobiliarios de alto perfil en California, Nueva York y Texas.

La firma publicó que, en su momento (el primer cuarto del año 2020), contaba con más de 30,000 usuarios acreditados en su plataforma y tenía en sus planes escalar su oferta de tokens a un valor de 4 mil millones de dólares.

 

Beneficios puntuales

Lejos de ser una revolución teórica y lejana, la tokenización tiene una utilidad específica que ya se traduce en toda clase de ahorros de tiempo y dinero. De entre sus beneficios destacan los siguientes:

 

  • La transparencia lleva a las cuentas claras. Como todo ocurre en un libro contable abierto al público y en plataformas de exchange internacionales, prácticamente cualquier aspecto de un proyecto será visible: desde el código de su algoritmo y la distribución de sus tokens hasta su precio actual. Esto implica que cualquier falta de transparencia y honestidad será identificada y penalizada por un mercado cada vez más acostumbrado a operar con información.

 

  • La automatización significa cambios en la percepción de los tiempos. El procesamiento de transacciones ocurre en tiempo real, lo que demanda la agilización de las prácticas del sector; además, como el intercambio de bienes puede ocurrir las 24 horas de los 365 días, la compraventa podrá ser calculada con mayor precisión según las distintas estrategias de los inversionistas.

 

  • El fraccionamiento democratiza la inversión en el sector. La propiedad de distintos bienes inmobiliarios puede dividirse cuanto sea necesario, lo que decrece las barreras de entrada para toda clase de inversionistas.

 

  • Una mayor liquidez inyecta oxígeno al proyecto. Como potencialmente pueden operar en todo tipo de mercados centralizados y descentralizados, los tokens de un proyecto tendrán más liquidez, lo que puede incentivar los cambios de manos y la precisión en el precio al momento de invertir; esto trae como resultado un terreno más fértil para el crecimiento del valor de un activo en el tiempo.

 

En pocas palabras, la tokenización significa menos costos, fricciones y barreras, y más oportunidades de todo tipo para empresarios, inversionistas y consumidores.

 

Así como el internet logro eficiencias exponenciales en el manejo de la información, el blockchain y activos digitales como los tokens significarán la eficientización de manejo del valor en toda clase de activos inmobiliarios.

 

 

A
A

Más artículos