08.06.2020

Proptech: 5 tendencias que transforman el sector inmobiliario

Hoy mas que nunca debemos anticiparnos al futuro y estar conscientes de adoptar nuevas ideas.

La tierra vista como un activo de inversión ha existido por mucho tiempo antes que una acción de Amazon, y es una de las razones por lo que el mercado del real estate es notoriamente mas lento en la adopción de nuevas tecnologías. Al fin y al cabo, ya sea que las uses para sembrar alimentos o instalar una nueva planta de autos para Tesla, la tierra ha estado aquí mucho antes que nosotros y permanecerá aquí después. La forma tradicional de hacer negocios en real estate incluidos los procesos de diseño y construcción de proyectos hacen posible que tecnologías <disruptivas> empiecen a surgir creando un alto impacto en el sector inmobiliario.

 

A todos estos cambios le llamamos PropTech. Este es un término popular empleado para describir cómo la industria inmobiliaria está ingresando a la era digital. Algunos profesionales están ansiosos por ello, otros están viéndose forzados a adoptar el cambio, lo que si sabemos es que la actividad inmobiliaria ya no será la misma como consecuencia de las tendencias tecnológicas que se encuentran dispuestas a revolucionar el PropTech en asuntos como:

1. Big Data

Este abarca desde los agentes de bienes raices hasta los inversionistas y compradores de viviendas, cada participante en la industria inmobiliaria toma decisiones basadas en datos… o eso intenta. Históricamente, el problema ha sido que existen demasiados factores muy pocos datos confiables, almacenados en espacios centralizados.

 

Los datos son ahora cada ves mas accesibles, se producen con mayor velocidad y por ello existen grandes bancos de datos de estos compilados para casi todos los vectores imaginables. Desde repositorios gratuitos de datos orientados al consumidor como Zillow y Trulia, hasta herramientas analíticas sofisticadas como las que ofrece CoStar para que los profesionales inmobiliarios tengan acceso sin precedentes a datos accesibles o gratuitos con respecto a tendencias en todas las diferentes clases de activos, que incluyen aspectos como:

 

a) Valuación.

 

b) Empleo y demografías.

 

c) Inventarios y absorción.

 

d) Indices de desocupación.

 

e) Cap rates.

 

Entre otros.

 

2. Inteligencia Artificial (IA)

Por supuesto, todos estos datos son inútiles si es más de lo que una persona puede manejar. Afortunadamente, los especialistas en inteligencia artificial trabajan arduamente en la fabricación de maquinas y robots que puedan realizar el trabajo duro y tedioso por nosotros.

 

– La IA abarca una serie de funciones que esta encontrando su entrada a la industria inmobiliaria, incluyendo:

 

– La expectativa de hogares, apartamentos y oficinas que vengan equipados con asistentes virtuales de IA como Alexa o Siri.

 

– Los sistemas de búsqueda de propiedades que aprenden las preferencias del comprador y se adaptan a seleccionar la propiedad perfecta.

 

– Los algoritmos de aprendizaje automático que contraen grandes cantidades de datos de diferentes fuentes para identificar las mejores inversiones inmobiliarias basadas en estadística y proyecciones.

 

– Los bots conversacionales para automatizar los procesos de corretaje inmobiliario y gestión de propiedades.

 

– Los flujos de trabajo automatizados para llevar todo el proceso de compra y renta de propiedades en línea. Gracias a esto ya no tendremos que llenar largos formularios que leer y firmar.

 

 

3. Robótica

El procesamiento de datos y el soporte por chat no son las únicas fronteras de la automatización. En el año 2019, Alibaba inauguró en Hangzhou, China el hotel FlyZoo, el “hotel del futuro”, con un proceso de registro automático desde un app, asistentes virtuales, servicios al huésped atendidos por robots, y el empleo de reconocimiento facial para identificar a los huéspedes.

 

El hotel FlyZoo es actualmente algo divertido y de entretenimiento, pero si algunas de sus innovaciones robóticas se ponen de moda, podrían tener implicaciones amplias no solo en la industria de hospitalidad, sino también en la gestión de propiedades y el corretaje inmobiliario.

 

4. Internet de las cosas

El “Internet”, como usualmente la imaginamos, se encuentra en servidores y accesible a través de navegadores en computadoras. El “Internet de las cosas” (IoT, por sus siglas en inglés) es mucho más tangible. Este se refiere a un universo de productos físicos que se conectan en la nube para llevar a cabo funciones avanzadas.

 

Ejemplos de IoT en sector de bienes raíces incluyen:

 

– Sistemas de HVAC “inteligentes” que calibran la climatización según las costumbres y preferencias del usuario.

 

– Dispositivos de seguridad conectados a la nube, como timbres remotos y cámaras de seguridad.

 

– Teclados remotos en apartamentos o alquileres temporales que permiten a los administradores de los inmuebles controlar el acceso de manera remota.

 

– Electrodomésticos que miden los consumos y preferencias de las personas y que ofrecen la opción de ordenar productos en línea desde sus pantallas y controles.

 

5. Realidad virtual

Se dice que el mercado inmobiliario se trata de “ubicación, ubicación, ubicación”, así que puede imaginarse las aplicaciones de la industria de la tecnología que lo lleva a otros lugares. La RV no solo puede generar visitas inmobiliarias de nuevos edificios para compradores o arrendadores potenciales, sino también jugar un papel clave en la arquitectura y el diseño, así como en temas técnicos como visitas virtuales a lugares imposibles de visitar, como las tuberías y la infraestructura eléctrica.

 

El mercado inmobiliario, el activo mas grande del mundo –con un valor superior a todas las acciones y bonos combinados- presenta una amplia oportunidad de adaptarse a los tiempos de hoy. Con tan solo un poco de innovación que se lleve a esta industria puede tener grandes impactos en sus resultados y crecimiento. Para los entusiastas y emprendedores de bienes raíces quienes aman la tecnología, PropTech es esa unión perfecta y una muy esperada en la industria.

A
A