15.11.2019

Proptech en evolución

Como toda palabra que repentinamente cobra un gran auge, el término “PropTech” se ha popularizado en asociación con otras tendencias como la digitalización y la disrupción, pero sigue dejando muchas dudas sobre su significado e implicación para el sector de los bienes raíces.

Como toda palabra que repentinamente cobra un gran auge, el término “PropTech” se ha popularizado en asociación con otras tendencias como la digitalización y la disrupción, pero sigue dejando muchas dudas sobre su significado e implicación para el sector de los bienes raíces.

 

PropTech se refiere a la implementación de tecnología para afinar procesos y eficientizar transacciones. Esto se aplica en procesos de las diferentes etapas de un proyecto: desde la planeación y construcción hasta la gestión o incluso su demolición.

 

Con base en sus principios simples, esta tecnología ha crecido al punto de convertirse en una de las más avanzadas en la industria del real estate actual. Es una tendencia que demanda a gritos nuestra atención, pues ya representa 9,700 millones de dólares como industria en sí misma.

 

Wayne Berger, socio gerente de iShack Ventures y desarrollador de empresas PropTech, comenta sobre la tecnología aplicada a bienes raíces: “Las tecnologías exponenciales son aquellas que se aceleran rápidamente e impactan masivamente a las principales industrias y, si no es así hoy, entonces lo harán en el futuro, y muy probablemente toquen todos los aspectos de nuestras vidas”.

 

De entre los diferentes casos de uso de PropTech figuran los siguientes:

 

  • Conectividad de teléfonos inteligentes a la red de activos inmobiliarios para ayudar a los usuarios a navegar mejor y optimizar sus rutas; es decir, por ejemplo, encontrar estacionamiento gratuito o salas de juntas abiertas para reservar.

 

  • Aprender el comportamiento de ocupación para optimizar y reducir los costos de energía.

 

  • Las aplicaciones de IoT (internet de las cosas) en bienes raíces cambiarán tanto la industria como nuestras vidas de múltiples maneras. La tecnología predictiva ya ayuda a que comprar, poseer y vender casas sea más accesible que nunca; esto no solo dotará a los usuarios de mayor control sobre las funcionalidades de su hogar, sino que también abonará a que su valor de mercado aumente.

 

  • Cadena de bloques (blockchain): un libro de contabilidad digital en una red distribuida que, en otras palabras, significa la posibilidad de almacenar información en varias ubicaciones y actualizarla al instante, lo que alivia los principales puntos de fricción en los mercados inmobiliarios como lo son los procedimientos contractuales. Estos sistemas agilizan todos los aspectos de la operación y se aplican en subastas, listados y ventas de bienes raíces.

 

  • Impresión 3D y construcción modular: con esta tecnología se puede construir una casa en 24 horas a un costo de alrededor de $4,000 dólares sin necesidad de maquinaria y equipo sofisticado. Las casas modulares producidas en fábricas y ensambladas en el sitio final también están despegando; de hecho, una compañía británica ya ofrece una gama de viviendas modulares que se despliegan en menos de 10 minutos.

 

En general, la tecnología ya permite que las varias partes que intervienen en procesos de transacciones compartan datos e información de manera rápida y en tiempo real, creando así eficiencias operativas y financieras.

 

Chile y Argentina, así como México y Brasil, son países que más han adoptado los nuevos modelos y tecnología disruptivas en la región, lo que seguro derramará una influencia hacia el resto de los países próximamente.

 

PropTech es una nueva y poderosa tecnología cuya propuesta de valor es la fusión de los mundos digital y físico; como tal, se posiciona como uno de los sectores de más rápido crecimiento y se alista para impactar de manera significativa a la industria inmobiliaria.

A
A