23.05.2022

Robots en la industria de la construcción: del obrero a la máquina

Los robots en la industria de la construcción pueden ser una solución que minimice fallas y potencie la eficiencia.

Al construir un edificio hay numerosos trabajos repetitivos. También se mueven grandes y pesadas cantidades de materiales. Son actividades que exigen concentración y precisión, pues también hay riesgos para los que trabajan sin método, experiencia o formación. ¿Los robots en la industria de la construcción pueden ser una solución que minimice fallas y potencie la eficiencia? Claro que sí.

La robótica es un área en la que se integran la computación, la ingeniería mecánica y la ingeniería eléctrica. Los robots son producto de varias décadas de investigación e inversión en ciencia y tecnología. El primer robot en la construcción llegó en 1983, 20 años después del desarrollo del primer robot industrial que data de 1960. Factores como la dispersión del trabajo, la variedad de profesiones y la actitud conservadora que manifestamos en nuestra industria, son identificados como causantes del retraso.

Sin embargo, hay predicciones que dicen que para 2025 habrá 7,000 modelos de robots específicamente orientados a la industria de la construcción, tales como robots asistentes, de infraestructura, de estructura y de acabados. Si hace muy poco tiempo, los robots eran solo historias de películas de ciencia ficción, hoy ya están presentes en numerosas construcciones, en países como Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y Alemania, solo por nombrar a los mercados más importantes.

 Qué pueden aportar los robots a la industria de la construcción

La robótica ya ofrece robots móviles, industriales y autónomos, que son cada vez más fáciles de implementar, operar y mantener. Esto es muy importante para la expansión de los robots en la industria de la construcción, ya que la mayoría de los empleados que los usen pueden carecer de habilidades de programación e ingeniería.

Asimismo, son más inteligentes. Pueden detectar y predecir cambios y ajustarse por sí mismos, y con ello tienen la capacidad de resolver tareas más complejas sin intervención humana. Con ello se simplifican los procesos constructivos y se automatizan numerosas tareas.

Estos robots están altamente conectados en red, lo que permite que puedan colaborar con otros humanos, otros robots y otros sistemas. Se digitalizan datos que se procesan con sistemas de automatización o de información como el ERP (Enterprise Resource Planning, WMS (Warehouse Management System) o MES (Manufacturing Execution System), lo que finalmente redunda en una mejor toma de decisiones durante el proceso constructivo.

Ofrecen una mayor seguridad a todos los que viven el proceso de la construcción en campo. Los robots ya se están utilizando en procesos que son peligrosos para los humanos, así disminuyen los accidentes. Asimismo, con el aumento de la colaboración humano-robot se mejora el entorno y la eficiencia al trabajar juntos.

¿En dónde estamos viendo a los robots?

Los robots en la industria de la construcción ya emplean sus competencias en la construcción de infraestructuras y proyectos inmobiliarios de distintas clases ; así como en la automatización dentro del hogar y la oficina.

Estamos viendo robots que automatizan la construcción de carreteras, túneles, puentes, centrales eléctricas, minas o puertos de contenedores, edificios verticales u horizontales, viviendas modulares y prefabricadas, así como en el servicio, mantenimiento, de construcción o restauración de edificios.

Estos robots también son claves en la construcción en nuevos mercados exóticos como el mar, el desierto, las zonas árticas o hasta en el espacio, lo cada vez es menos descabellado si recordamos las más reciente incursiones estelares de figuras como Richard Branson o Elon Musk. Incluso ya hay quienes ya han diseñado las primeras ciudades en Marte, que serán edificadas con robots.

Sin tener que ser tan extravagantes, la aplicación de la robótica en el Real Estate supera al sector construcción y se adentra en la vida urbana con los nuevos sistemas de transporte autónomos (automóviles, trenes, drones, viajes aéreos y micro movilidad avanzada) y la gestión de las ciudades.

Obstáculos por superar para la expansión

La innovación y la ciencia están cada día dando nuevos pasos para mejorar y hacer eficiente a la industria de la construcción. Es un tema que trato en uno de mis White Papers. También es cierto que todavía hay obstáculos por superar para que la adopción de robots en la industria de la construcción sea masiva. Factores que van más allá de temas de presupuesto.

El primero, y sin dudas crucial obstáculo son las legislaciones. Tal y como ocurre con los automóviles autónomos todavía los legisladores tienen sus conflictos. En la industria de la construcción es evidente que se necesitarán más garantías para confiar los procesos constructivos a las máquinas, ya sea tanto para evitar riesgos para los trabajadores, como para la propia estabilidad y seguridad de las estructuras.

Pero también están los factores intrínsecos a esta industria. Por un lado, y sobre todo en nuestros países latinoamericanos, la escasez de conocimiento y de talento tecnológico dentro de nuestras organizaciones. Por el otro, la resistencia de la propia cultura empresarial a incorporar nuevas formas de construir. Seguramente, sobre los legisladores tendremos poca influencia si desde el interior de la industria no atacamos nuestras debilidades de conocimientos y cambio de forma de pensar.

Vivimos tiempos de transformación digital. Tenemos que estar cada vez más cerca de incorporar robótica en nuestros próximos proyectos inmobiliarios. Cuenta conmigo para que demos juntos este gran paso.

Si te gusto este articulo y quieres saber más de las nuevas tecnologías para la construcción suscríbete al Newsletter o sígueme en Instagram.

A
A